mujer menopausia fisioterapia conmueve avila

FISIOTERAPIA Y MENOPAUSIA

LA FISIOTERAPIA: TU ALIADA DE LA MENOPAUSIA

Que quede claro: la menopausia no es una enfermedad, es un proceso natural de todas las mujeres de entre 45 y 55 años.

Ocurre cuando los ovarios dejan de producir hormonas como el estrógeno y la progesterona, lo que lleva a la desaparición progresiva de la menstruación. Esto provoca una serie de cambios fisiológicos y sintomatología característica: sofocos, palpitaciones, mareos, problemas de sueño, cambios en el estado de ánimo, dificultad de concentración, dolores de cabeza…

Los cambios metabólicos producen un aumento de la grasa corporal y una disminución de la masa muscular y ósea, lo que incrementa el riesgo de padecer osteoporosis entre otros problemas musculoesqueléticos.

Otros síntomas a nivel ginecológico pueden ser:

  • Incontinencia urinaria que viene asociada a la perdida de fuerza, que como ya hemos comentado puede ser generalizada, y es causada por una perdida de colágeno que ocurre en la menopausia.
  • Asociado a esa pérdida de colágeno tenemos también prolapsos, provocando sensación de peso/bulto y molestia.
  • Además, puede aparecer dolor en las relaciones sexuales causando inapetencia. Esto puede deberse a la falta de lubricación que es provocada por la caída hormonal que se produce en este periodo.

Las técnicas de fisioterapia pelviperineológica nos pueden ayudar a mejorar todos estos síntomas pélvicos, por medio de ejercicios de suelo pélvico (ejercicios de Kegel), masaje perineal, la gimnasia hipopresiva o la electroestimulación son técnicas que reducen y, en algunos casos, eliminan los síntomas asociados a la menopausia.

Muchas mujeres desconocen que pueden encontrar un aliado en la Fisioterapia para mejorar su calidad de vida y, en este sentido, creemos que con información se pueden generar pautas de comportamiento que generen salud y bienestar.

El ejercicio bien pautado y controlado siempre ayudará a que haya una mejora del tono muscular mejorando así los cambios que se pueden producir en el cuerpo.

Pide tu cita con tu fisioterapeuta para mejorar los síntomas pélvicos de la menopausia.