LATIGAZO CERVICAL: SÍNTOMAS, CUIDADO Y RECUPERACIÓN

El latigazo cervical es una de las lesiones más comunes que provocan los accidentes de tráfico. Mira como Evitar el Latigazo Cervical en nuestro anterior artículo.

No pensamos que lleguen nunca, pero a veces ocurren. Los accidentes de tráfico están a la orden del día y a cualquiera nos puede tocar sufrir alguno en un momento determinado. Aunque el choque no sea grave, hay una lesión que es casi inevitable: el esguince cervical.

Tratarlo adecuadamente y conocer todos los detalles sobre ella es muy útil para sobrellevar de la mejor forma posible este problema cervical que implica dolores muy molestos en la zona del cuello.

SÍNTOMAS DEL LATIGAZO CERVICAL.

  1. La tensión del cuello en este tipo de choques suele ser inexistente –ya que no nos esperamos el accidente-, lo que implica un mayor impacto en la zona y, por lo tanto, lesiones más graves que si estuviera más rígido.
  2. El principal síntoma de este trastorno es el fuerte dolor en el cuello y en los hombros que puede ser síntoma de contracturas musculares provocadas por el golpe entre vehículos. No obstante, el esguince cervical también tiene como consecuencia otros trastornos: cervicalgia postraumática, hiperextensión cervical, etc.
  3. Los mareos, el hormigueo en el rostro o en los brazos y los dolores de cabeza ocasionados por cefaleas son otros tres síntomas que puede acarrear el latigazo cervical. Tampoco es extraño que esta lesión provoqueirritabilidad, cansancio y síntomas neurológicos en las extremidades superiores.
  4. Otros problemas que también se pueden dar cuando sufrimos latigazo cervical soncansancio, ansiedad, aumento de la sensibilidad al ruido, debilidad y sensación de ausencia. Si has tenido algún esguince cervical, lo más probable es que te identifiques con algunos de estos síntomas.

¿COMO CUIDAR Y TRATAR EL ESGUINCE CERVICAL?

Debes saber que los efectos más importantes y dolorosos del latigazo cervical llegan cuando la inflamación del cuello se ha completado a las 48 horas . Por ello, el día después del accidente los dolores irán en aumento. Si aún no has ido al médico, lo más recomendable es que acudas.

Una vez acudas al médico, la tipología del esguince y la fase en la que se encuentre, condicionarán el tratamiento que este nos imponga. Por lo general, en la fase aguda del cuidado  al comienzo  las recomendaciones médicas van encaminadas a antiinflamatorios y relajantes musculares, muy importantes para que la contractura y el dolor del latigazo cervical se vayan reduciendo.

Las técnicas fisioterapéuticas también tienen su hueco en este apartado. Tras tomar la medicación necesaria, los movimientos del cuello deben normalizarse de forma paulatina. Esto solo se consigue con terapia manual y ejercicios pautados individualmente para cada paciente.

Es fundamental que nuestro fisioterapeuta mida con precisión nuestra lesión, ya que, en caso de no hacerlo, nuestros problemas se prolongarán en el tiempo. Las técnicas que podrá ejecutar son diversas: movilizaciones pasivas, tratamientos fisioterapéuticos, tracción cervical, etc. ¡Los resultados pueden llegar a ser muy positivos!

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

Como en cualquier tipo de lesión, los esguinces cervicales tienen un tiempo de recuperación que variará dependiendo del grado de la hiperextensión cervical. Generalmente, una persona que ha sufrido un latigazo cervical suele estar de baja entre uno y tres meses.

En algunos casos, habrá varios factores que influirán en este proceso de recuperación y alargarán la dolencia. Hablamos de factores psicológicos, ansiedad o estrés, entre otros. ¡La mente juega un papel fundamental en la rehabilitación de la persona afectada!

¿PUEDEN QUEDAR SECUELAS DEL LATIGAZO CERVICAL?

Cuando hablamos de latigazo cervical, hay que recordar que lo más normal es que no queden secuelas. Sin embargo, un mal diagnóstico o una mala recuperación de la zona pueden suponer el mantenimiento del dolor y de las complicaciones en la zona del cuello y de la columna.

Según diversos estudios, el esguince cervical crónico se detecta en el 10% de todos aquellos que lo sufren alguna vez en la vida. Se hace estrictamente necesario no forzar la zona dolorida en el período de recuperación y realizar las rehabilitaciones necesarias para no unirnos a este grupo de personas.

Consulta con nuestro equipo de fisiterapeutas para aclarar tus dudas o solicitar una cita aquí